Aunque es posible que te contraten sin tener presencia en LinkedIn, tus posibilidades de que te encuentre un reclutador o alguien de tu sector aumentan si estás en la red profesional.

Y, aunque sea una afirmación atrevida, puede ser mejor no tener ningún perfil de LinkedIn que tener uno incompleto o mal elaborado.

Nos guste o no, LinkedIn se está convirtiendo en una parte fundamental de cómo nos presentamos a los posibles empleadores hoy en día. En el mundo online, como en el mundo real, las apariencias lo son todo. Esto no tiene nada que ver con tu aspecto, sino con tu forma de presentarte.

Un buen perfil de LinkedIn es el equivalente a ponerse un traje presentable y hacer una buena actuación en la sala de entrevistas.

A continuación le ofrecemos algunos consejos sobre cómo construir su perfil de LinkedIn.

Preséntese

Una vez que te hayas registrado en LinkedIn y hayas creado tu cuenta, deberás rellenar los datos básicos de tu perfil.

Para ello, haz clic en «Yo» para ver tu perfil. En una pantalla de ordenador, lo encontrarás en el menú superior del sitio, junto a tus mensajes, trabajos, barra de búsqueda, red e iconos de notificaciones. A continuación, haz clic en «Ver perfil» para empezar a editarlo.

Puedes actualizar la descripción, el nombre, la imagen de perfil y la imagen de portada de tu perfil haciendo clic en los iconos de bolígrafo junto a cada sección. Más adelante veremos cómo elegir una imagen de perfil, pero por ahora vamos a centrarnos en escribir una buena descripción de perfil.

Es la información que aparece debajo de su nombre. También se llama titular, que es una buena forma de pensar en lo que necesitas que haga. Hazlo corto y sencillo: sólo pon tu cargo y dónde trabajas.

Elige una buena foto

Una imagen clara de tu cabeza sobre un fondo liso será suficiente. Piensa en algo con algo más de personalidad que una foto de pasaporte, pero que siga teniendo un aire de seriedad profesional.

Mantenga también su imagen actualizada. De nada sirve tener una foto tuya de un licenciado de 21 años si llevas varias décadas trabajando en tu campo.

Del mismo modo, no trates LinkedIn como un sitio de redes sociales. Este es un lugar para la creación de redes profesionales: nadie quiere ver una foto tuya con un amigo cualquiera de vacaciones en Fuerteventura en 2014.

Cuente su historia

Tu perfil de LinkedIn está diseñado para parecerse a un CV digital. Debajo de la información básica, tendrás la oportunidad de añadir más detalles sobre usted, su experiencia laboral previa y sus intereses profesionales.

En la sección «Acerca de» es donde puedes dejar que tus habilidades y experiencia individuales hablen por ti. Mantenga un lenguaje claro y evite las frases cliché; a los reclutadores no les interesa su propia valoración de «increíble» u «orientado a los objetivos», ya que estas palabras de moda significan poco.

En su lugar, diga quién es usted y lo que ha hecho o conseguido. Si estás empezando tu carrera, di lo que quieres conseguir. Además, di lo que te apasiona.

Don’t neglect your hobbies and interests

LinkedIn te permite añadir muchos pequeños detalles a tu perfil para ayudarte a destacar entre la multitud. Aprovéchalos.

Por ejemplo, puedes añadir tu historial de voluntariado para que lo vean los reclutadores. Es conveniente que lo incluyas junto con tu experiencia laboral anterior, ya que demuestra que eres una persona íntegra que se preocupa por los demás.

Edite su URL personalizada

Aunque no solicites un trabajo directamente a través de LinkedIn, muchos empleadores querrán saber si tienes presencia en el sitio. Por eso, si envías un currículum al solicitar un empleo, debes incluir la URL de tu perfil de LinkedIn para que el empleador pueda comprobarlo.

Puede incluir un hipervínculo debajo de sus otros datos de contacto en la parte superior de su documento de CV.

Las URLs de LinkedIn generadas automáticamente suelen tener este aspecto: https://www.linkedin.com/in/firstname-surname-123456789/.

A list of random numbers after your name looks a bit messy when printed on a CV. But you can easily edit your url to get rid of the numbers. To do this, click on ‘Edit public profile and URL’ at the top right-hand side of your profile. This will take you to a new tab where you can manually enter in your own personalised URL.

Un ejemplo de cómo podría ser: https://www.linkedin.com/in/yourname/.

Haz clic en guardar y ya está.

Haz crecer tu red

Cuando tu perfil esté en buena forma, podrás empezar a hacer crecer tu red profesional. Cuando empieces a seguir a personas relevantes para tus intereses profesionales, el algoritmo del sitio te irá sugiriendo otras personas a las que seguir y con las que conectar.

También puedes seguir los hashtags, como #softwaredevelopment, para ver las publicaciones relacionadas con estos temas. Cuanto más trabajes en la conservación de tu feed de esta manera, mejor te conocerá LinkedIn y te sugerirá trabajos, contactos y publicaciones.

Publicar y comentar con prudencia

We have already touched on the difference between LinkedIn, a professional networking website, and social platforms such as Facebook or Instagram.

Cuando decidas publicar sobre tus logros y los hitos que alcanzas en tu carrera, hazlo con moderación y prudencia. No es necesario actualizar tu red de LinkedIn todos los días. Sin embargo, siempre es bueno hacer saber si has aceptado un nuevo trabajo o si has sido ascendido o reconocido de forma especial por tu empresa.

Cuando comentes las publicaciones de otras personas, hazlo con gracia. Está bien mostrar tu personalidad y compartir tus opiniones, pero también ten cuidado. No publiques nada en LinkedIn que no te sentirías cómodo diciendo en un entorno profesional.

10 cosas que necesitas saber directamente en tu bandeja de entrada cada día de la semana. Inscríbase en el Resumen diario El resumen de Silicon Republic de las noticias esenciales de ciencia y tecnología.